domingo, 14 de enero de 2007

Poseidón

Resulta que ayer...
estabas
tan bello.
Tenías la barba perlada.
Era un cardúmen de escamas plateadas.
En el pelo tuyo
arremetían pulpos,
grises y
blancos.
Por tu pecho vi
subirse
estrellas marinas y caballos de mar.
Hipocampos.
Dos tortugas negras que llegaron a tus ojos.
Alrededor tuyo nadaban pecesitos de colores.
Tan bello.
Ayer...
creo que eras Poseidón.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No tengo palabras, Iri. Inmenso.

I r i n a dijo...

gracias...

MADDUENDY dijo...

Hola Irina y Corina, me parece interesante lo que hacen esa mezcla de ilustraciones con fotos y textos, me gusta, las quiero...